News

June 18th 2014

Villar, Florentino Perez y Rosell sellaron una alianza con Qatar en 2009

Todos los caminos del Mundial de Qatar 2022 pasaron por España. Eso afirma la revista francesa France Football en un documentado reportaje de investigación titulado “Qatargate”. La revista aporta documentos y testimonios anónimos que desvelan una compleja tela de araña futbolística y económica bilateral, impulsada por los presidentes de la Federación Española de Fútbol y del Real Madrid (Ángel María Villar y Florentino Pérez) y por el expresidente del Barcelona, Sandro Rosell, y articulada para favorecer los intereses de todas las partes, incluidas las empresas privadas de Pérez (ACS) y Rosell (BSM). El acuerdo secreto, forjado en Madrid en 2009, facilitó al emirato petrolero el apoyo de varios países latinoamericanos (al menos Brasil, Argentina, Paraguay y Guatemala) para la candidatura del Mundial de 2022, y permitió a Pérez y a Rosell mejorar sus relaciones con Doha.

Según el reportaje, el hombre clave de la alianza entre Qatar y España fue Ángel María Villar, que estuvo “en el centro de las transacciones”. El pacto consistió en que la Federación Española apoyó la candidatura qatarí para 2022 y, a cambio, el emirato respaldaba la nominación del tándem España-Portugal para el Mundial 2018. La FIFA había decidido votar las dos candidaturas el mismo día, el 2 de diciembre de 2010, y esto “abrió la vía a todos los compromisos”, dice el reportaje. Mientras Qatar salió premiada, España sólo llegaría a la tercera posición y se quedó sin Mundial.

La coalición Qatar y España fue sugerida a la Federación Española de Fútbol (FEF) por la consultora IMG Consulting, según la revista francesa, y se forjó durante dos reuniones secretas. La segunda se celebró en Barcelona en febrero de 2010 y asistieron el presidente de la Federación Española, Ángel María Villar, y Tariq al-Naama, vicepresidente de la academia qatarí de jóvenes talentos futbolísticos Aspire, la mayor red de captación de jugadores del mundo, que cuenta con numerosos españoles entre sus socios, dirigentes y empleados.

Otros actores del pacto fueron el expresidente del Barcelona, Sandro Rosell y el actual presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, cuyos clubes y empresas aparecen implicados a diferentes niveles, afirma la revista. “Los contactos tejidos con las dos grandes instituciones del fútbol español abrieron la puerta a un juego de influencias que permitiría a Villar votar por el emirato y utilizar sus propias redes para obtener el apoyo de países latinoamericanos”, sostiene France Football.

La información añade que el intermediario que jugó “un papel determinante” es el empresario y político mallorquín Jaume Fluxa Morro, accionista de ACS, vinculado con Qatar a través de la banca Rotschild, como asesor de la poderosa constructora nacional Al-Jaber, y conectado también con el Barcelona a través de su vicepresidente Carles Vilarrubi.

Según la revista, Fluxa organizó entre el 21 y el 23 de octubre de 2009 un “discreto viaje a Madrid” de una delegación de Qatar 2022, y esta se reunió con altos directivos del Real Madrid, entre otros el presidente, Florentino Pérez, y los directivos José Ángel Sánchez, Julio González Tojo, Emilio Butragueño e Iván Bravo, que hoy es director general de estrategia de Aspire y entonces era director general del club blanco.

Los qataríes aprovecharon para ver en directo el partido de Liga de Campeones Madrid-Milan y para mantener diversas reuniones y almuerzos de trabajo que permitieron -asegura France Football­­- al jefe del comité qatarí, Hassan Al Thawadi, lograr que los dirigentes madridistas intercedieran ante Villar. Al Thawadi habló con el presidente federativo en una sala VIP del estadio Bernabéu, y según la revista, aceptó en principio “un intercambio de votos, pero solo de país a país”.

Lee la noticia completa aquí: El País

© santa & cole 2017   |   We protect intellectual property   |   Contact: info@qatarfakes.com